Un padre repudia el matrimonio de su hija con otra mujer y recibe la ayuda menos pensada

Un padre repudia el matrimonio de su hija con otra mujer y recibe la ayuda menos pensada

Jennifer y Sam son un par de mujeres valientes que decidieron vivir a plenitud su historia de amor en Taiwán, a pesar de formar parte de una sociedad con principios muy conservadores.


Por más de una década ambas chicas han tenido una relación muy bonita y estable, pero siempre tuvieron que permanecer escondidas por miedo a sus padres.


Cuando decidieron unir sus vidas en matrimonio en un acto simbólico, pues esta unión entre mujeres no está legalmente reconocida en Taiwán, creyeron que era hora de comunicárselo a ciertas personas.


Con mucho temor, Jennifer lo confesó en el Banco HSBC, la institución en la que trabaja, y para su enorme sorpresa, muchos de sus compañeros se alegraron por ella y no sólo eso: ¡también asistieron a su boda!


Entre las personas que la felicitaron estuvo el señor John Li, nada más y nada menos que el CEO de HSBC y jefe de Jennifer.


Cuando el padre de Jennifer supo que ella y Sam se casarían, recibió un enojo muy grande y se negó a reconocer el matrimonio, asegurándole a su hija que no la llevaría al altar y mucho menos asistiría a la ceremonia.


Desconsolada, Jennifer pensó que el día más feliz de su vida se vería opacado, pero el señor John Li la tranquilizó y le dijo que él caminaría con ella al altar el día de su boda.


Por fortuna para Jennifer y Sam, y gracias a la generosidad del señor John Li, la boda fue un éxito y creó un precedente en Taiwán para otras parejas de lesbianas dispuestas a hacer lo mismo.

¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo


Artículo siguiente