La chica quería hacerse unas cejas hermosas, pero al final su rostro se volvió como una captura de una película de terror

La chica quería hacerse unas cejas hermosas, pero al final su rostro se volvió como una captura de una película de terror

La vanidad nos lleva muchas veces a hacer lo imposible para poder tener esos pequeños ajustes de belleza con los cuales podemos gastar bastante dinero para conseguirlo. Este es el caso de Megan Ferguson, quien por tomar una decisión a la ligera tuvo que gastar de más y conformarse con unas cejas de mentiras.


Megan, de 26 años de edad, afirma que luego de haber pasado por un esteticista de cejas, estas parecían haber sido dibujadas con rotulador, las cuales sobresalían extrañamente de sus cejas naturales lo cual le daba un aspecto caricaturesco.


21 semanas luego de su embarazo, ella quería sentirse bien consigo misma, pero al ver el resultado, su autoestima decayó.


Anteriormente, la profesional en mercadeo se había tatuado las cejas, teniendo un resultado bastante bueno, pero en este caso no podía volver a hacerlo, puesto que su embarazo se lo impedía. En su lugar, Megan pidió depilación con cera y un tinte de 15 libras esterlinas. Apenas acabó y se vio, salió furiosa con el resultado y fue donde otra esteticista a quien le pagó otras 5 libras por arreglar el desastre, borrando el tinte de sus cejas.


Megan, luego de su desilusión, se enteró que el trabajo lo había hecho un aprendiz, lo que explicaba el deplorable resultado de sus cejas.


Confiesa además, que una vez llegó a casa se vio obligada a seguir restregando sus cejas para quitar los restos de tinte.


Al final Megan gastó 20 libras en sus cejas y seguramente la próxima vez que busque asistencia se informará mejor del esteticista que realiza el proceso.

Vista previa: www.pinterest.ru / www.pinterest.ru / www.youtube.com / www.pinterest.ru

Fuente utilizada: www.mirror.co.uk

Artículo siguiente