Sexis o exóticos. Elige tu estilo entre estos tipos de piercing en el labio

Sexis o exóticos. Elige tu estilo entre estos tipos de piercing en el labio

Hace tiempo que hacerse perforaciones en otras partes del cuerpo distintas a las orejas, dejó de ser algo exclusivo de tribus indígenas de alguna parte del mundo. Hoy, esta actividad es parte de la expresión individual de las personas, siendo en algunos casos artística; en otros, reflejo de pertenencia a un grupo; así como símbolo ritual, religioso o filosófico; expresión del erotismo propio; entre otros tantos significados adjudicados a esta práctica.

Dentro de las formas y lugares posibles, hacerse un piercing en el labio es una de las más populares y quizá de las menos dolorosas, si se le presta el adecuado cuidado. Si eres un neófito o si ya tienes bastante experiencia en la modificación corporal, existe la posibilidad de estar un poco indeciso al respecto y para ayudarte a clarificar cuál va más contigo, te describiremos en esta nota cada uno de los tipos existentes y cómo mantenerlos en buen estado.

Tipos de perforaciones en el labio

Aunque se llamen perforaciones en el labio, lo cierto es que solo en dos de los tipos de la lista detallada a continuación, se hace un hoyo en esta parte de la boca. En realidad, se ubican más bien en las áreas circundantes a los labios, permitiendo decorarlos con joyería combinada en pares, porlo que se llaman bites (mordidas o picaduras en español), o de manera unitaria. 

Se consideran perforaciones para hombres y también para mujeres, y adquiere un significado y características distintas para quien los porta. De esta manera, la cultura del piercing ha establecido los siguientes tipos:  

Piercing labret

 Piercing labret en el labio

unsplash.com

El labret es un piercing único centrado sobre la barbilla y abajo del labio inferior. El cuidado a tener en este tipo de perforación consiste en procurar que cuente con una barra medianamente larga, para evitar el roce con el tejido interno bucal, pues demasiada longitud de la joyería puede causar heridas en las encías o afectar los dientes. 

Se recomienda perforar en forma diagonal, si se desea colocar un aro. Otro tipo de joyería adecuada para este espacio serían las esféricas, las púas o los plugs de vidrio, dependiendo del aspecto deseado. 

Una variación es el lowbret, el cual se encuentra mucho más abajo en la barbilla, el labret vertical también se considera una alteración de esta clase de piercing labial, del cual hablaremos más adelante. 

Al estilo Madonna

Mujer con piercing madonna en el labio superior

shutterstock.com

El icónico lunar presente en las primeras épocas de la diva del pop (y ahora desaparecido) es la inspiración de este piercing en el labio de arriba, adquiriendo todos los atributos de esa Madonna rebelde, sexi, multifacética y atrevida amada por todos. 

Se coloca en la parte superior izquierda del labio y comúnmente son esferas de un calibre de 14.  

Imitando a Marilyn 

Llamado el Monroe en honor al lunar de la famosa actriz estadounidense, también se sitúa arriba del labio superior, en el lado derecho. Si tienes el dinero necesario, podrías ponerle lo que Marilyn llamaba el “mejor amigo de una chica” y destilar toda la sensualidad que la rubia en su época supo mostrar. 

Labret Vertical

Labret Vertical

shutterstock.com

El labret, en este caso, no atraviesa la piel para llegar a la parte interna de la boca, más bien se curva ligeramente para pasar verticalmente por entre el tejido bucal hasta llegar al labio inferior. Permitiendo ver un piercing en el medio del labio y el otro debajo.

La perforación Jestrum

Comparte con el tipo anterior el hecho de mostrar la joya por ambos lados. Sin embargo, a diferencia del labret vertical, está sobre el centro del labio superior, atravesándolo con un barra curva en cuyos extremos se encuentran las esferas, fácilmente visibles. 

Algunas personas, combinan el Jestrum y el labret vertical.

Mordidas cibernéticas

Este tipo es llamado en inglés cyber bites y  es un par de piercings en el labio inferior y también en el de arriba. Se alinean en el centro de ambos labios, mostrando una joya única. 

Mordidas de ángel

Dos perforaciones en la boca son las hechas en esta variedad de piercing. Se considera una suma del Monroe y el Madonna, al situarse en ambos lados del labio superior. Dada la cercanía entre el labio y la encía es recomendable usar joyas con tuercas planas para evitar lacerarlas con el roce. Es posible también que el material sea más suave, reemplazando el titanio y el oro por materias primas menos agresivas para los dientes y encías.

Medusa

Mujer con con piercing filtrum en el labio

pixabay.com

Se le dice filtrum, por situarse en la zona central entre la nariz y el labio, llamada también de este modo. Es de suma importancia ser milimétricamente cuidadoso con su colocación, para no alterar la simetría facial.

Dalia

Ambas comisuras de la boca son el lugar donde se implementa esta clase de piercing. Se les llama así por el asesino de la Dalia Negra, quien ampliaba la sonrisa de sus víctimas con un cuchillo. También se le dice Joker, por el enemigo de Batman. Este par de aretes son usados por quienes desean ampliar su sonrisa. 

Snake Bites

Hombre con perforación en los labios de snake bites

freeimages.com

Simulan ser la mordedura de una serpiente, con dos agujeros situados en ambos lados del labio inferior. La joyería ideal para este tipo de piercing son las esferas con postes o los anillos. Es probable que, en ocasiones, se muerdan al comer o al hablar, teniendo cuidado para evitar incidentes que afecten la salud de la boca.

Shark Bites

Imitan la cicatriz dejada por una mordida de tiburón con cuatro marcas predominantes en los lados izquierdo o derecho del labio inferior, completando un total de 4 piercings, los cuales se pueden hacer progresivamente, para darle tiempo a la boca de sanar. 

Spider Bites

Este par de aretes en el labio se colocan uno al costado del otro, en un lado del labio de abajo. Su apariencia es similar a las ronchas dejadas por las arañas cuando pican a alguna persona, con dos agujeros muy cercanos. 

Para evitar dolores innecesarios, se pueden también realizar por etapas: primero uno y luego el otro.

Mordedura de delfín

Son dos joyas situadas muy cerca la una de la otra en el centro, debajo del labio inferior. También puede ser una sola joya con dos extremos visibles unidos por atrás por barras rectas o postes curvos. Siendo la última la elección ideal, porque evita el daño sobre la boca. 

Mordida canina

Los canine bites representan los cuatro dientes predominantes en la mordida de un perro, colocando cuatro aretes en ambos lados del labio inferior y también del superior. 

Cómo se hacen las perforaciones en la boca

la boca de la mujer con un piercing labial

shutterstock.com

Hacerse un piercing sin procedimientos mínimos de salubridad o descuidando algunos de ellos, puede tener consecuencias graves como la infección con VIH o conseguir el necrosamiento del tejido por una mala colocación. Por esta razón, es importante buscar a un especialista en modificación corporal, con sólidos conocimientos de bioseguridad y la técnica en sí.

Igualmente, para aquellos que por primera vez se harán perforaciones en el labio, es útil saber cuál es el proceso correcto a seguir. Esto, les permitirá estar preparados, despejar temores al respecto y asegurarse del procedimiento adecuado. Así:

  • Luego de consultar dónde vas a querer el piercing, el especialista utilizará violeta de genciana para marcar el punto exacto para el arete.
  • Cuando se requiere hacer más de una perforación en el área, se estirará la piel del labio con fórceps para marcarlas, procurando alinearlas.
  • Una vez hecho esto, se puede perforar usando una pistola o, de preferencia, una aguja especial para piercings, luego de la cual se insertará la joyería. 
  • Se pondrá el tornillo posterior y se asegurará.

Las joyas ideales para las “perfos” en los labios

Bisutería variada para piercing en los labios

shutterstock.com

Aun cuando esto depende mucho de los gustos de cada persona, hay cierto tipo de joyas que son ideales para quienes deciden hacerse un piercing en el labio,   y son las siguientes:

Barras

Son las básicas en esta técnica de perforación, se utilizan como primera bisutería, durante el proceso de cicatrización y curación de la herida. La razón es que se pueden hacer largas mientras se desinflama el tejido, así se evitan complicaciones por el roce, luego pueden acortarse o cambiar a otro tipo.

Existen variedad de ellas, desde las más simples, con esferas metálicas, hasta otras con topacios o piedras preciosas en diferentes tamaños y diseños.

Aros cruzados

Este tipo de aros son tan populares y se adaptan tan bien a la forma del labio que inclusive hay falsos piercings con esta forma. 

Anillos labiales

También se adaptan perfectamente a la forma de los labios, además son baratos y pueden comprarse en diversos materiales.

Otras formas de anillos labiales

Para aquellos con preferencia por la comodidad de los aros, pero aún así desean imprimirle un estilo único a su piercing, hay en el mercado una variedad bastante amplia de adaptaciones de anillos, algunas son tan simples que incluyen esferas, otros más sofisticados adaptan manos, serpientes, símbolos, etc. 

Circulares

Se les llama también herraduras, por ser círculos a los cuales les falta una parte, esto suele ser aprovechado para colocar en los extremos piedras preciosas o zircones, también pueden transformarse en un segmento recto conector de ambas partes.

Puños labiales

Son como anillos, pero se ajustan en los extremos. Se han vuelto tendencia, al ser usados por muchas celebridades.

El cuidado posterior a una perforación en los labios

En sí, perforarse los labios no es doloroso, pero sí puede convertirse en un pequeño tormento si posteriormente, durante las siguientes 4 a 10 semanas que tardan en curarse las heridas, no se siguen los cuidados adecuados para mantener a raya las bacterias y evitar infecciones. 

Esto es lo que debes hacer:

Limpieza bucal:

Para mantener los microbios y bacterias lejos durante el proceso de curación, lo básico es limpiar tanto dentro como fuera. En el interior de la boca puedes hacer esto:

  • Usa enjuague bucal sin alcohol.
  • Haz una solución salina casera disolviendo ¼ de cucharadita de sal libre de yodo en una taza de agua destilada o embotellada tibia.
  • También puedes hacer uso de solución salina de farmacia sin aditivos.

Elige entre uno de estos o combínalos todos, con un tiempo de enjuague de 30 segundos máximo, 5 veces al día. Ten la precaución de no sobrepasar estos límites porque podrías irritar la herida. 

En la parte externa:

Lavado de manos

pixabay.com

Aquí se puede hacer la limpieza usando jabón líquido sin fragancia y antibacterial o la solución salina de la limpieza interna. 

Esta es la secuencia a realizar:

  • Lava tus manos profundamente. 
  • Limpia con una gasa humedecida en solución salina tibia por lo menos tres veces al día. Luego enjuaga.
  • Esto puedes hacerlo mientras te bañas o 2 veces al día, pon una gota de jabón líquido en la bisutería y deja durante 30 segundos.
  • Enjuaga sin rotar la joya.
  • Seca solo con toallas o pañuelos de papel.

Algunas complicaciones de los piercing en los labios

Cuando los piercings no se encuentran bien hechos, la joyería está mal ajustada o quien los porta no tiene los cuidados adecuados, es posible el surgimiento de complicaciones como las detalladas a continuación:

  • Llagas en encías o en las paredes internas de la boca.
  • Las encías se reducen y dañan los dientes.
  • Desgaste o fractura de los dientes por contacto.
  • La acumulación de restos de comida en la joyería o en el agujero, puede dar lugar a infecciones bucales y mal aliento.
  • Alergia al material de la bisutería.
  • Sangrado o materia. 
  • Salivación en exceso.
  • Atrofia de los nervios circundantes.
  • En casos extremos, podría suceder que se traguen una o varias partes del arete.

Cuidados de la bisutería

Tan importante como mantener la piel limpia, lo es procurar un estado de asepsia y adecuación de la joyería en tu labio.

Ten en cuenta estas consideraciones:

  • Inicialmente se coloca una bisutería más grande, pero a medida que la hinchazón baja, es necesario reemplazarla por una nueva más corta y ajustada perfectamente a las proporciones de tus labios. Para esto es indispensable hacerle una consulta al especialista que te hizo la perforación.
  • Ajusta la tuerca con ayuda de un papel tissue y habiéndote lavado previamente las manos.
  • Si se te infecta la herida, puedes optar por mantener la bisutería o cambiarla por otra de un material más suave e hipoalergénico. Esto permitirá drenar la materia y evitará la formación de abscesos. 
  • Los hoyos se pueden cerrar fácilmente, así que si deseas mantenerlos no te saques la joyería por mucho tiempo; en cambio, si los piercings ya no son lo tuyo, deshacerse de ellos es tan fácil como remover la bisutería del agujero.

Rutina de cuidados diarios después del cierre de la herida

Hisopos para limpieza de bisutería

pixabay.com

Una vez curada la herida, los cuidados no deben detenerse, así que sigue esta rutina a diario para mantener tu piercing en buen estado:

  • Siempre que toques tu joyería debes tener las manos muy limpias, así te harás menos propenso a infecciones. Por lo tanto, es importante un adecuado lavado de manos. 
  • Los hisopos son de gran utilidad en este caso, pues sirven para limpiar la bisutería impregnados con jabón. Procura eliminar cualquier residuo de comida o fluidos corporales. 
  • Si tienes costras, no las saques con la mano, solo con los hisopos húmedos o volverán a sangrar.
  • Después de cada cepillado de dientes, usa el enjuague para mantener aséptica tu boca.

Otros tips para evitar infecciones durante la curación de la herida

Evitar el alcohol

pexels.com

Ya sabemos el procedimiento a aplicar directamente en las heridas, pero también hay otras medidas a tomar durante el periodo de convalecencia:

  • Las comidas deben ser de preferencia líquidas o muy suaves. Evitando alimentos muy duros capaces de incrustarse en los dientes.
  • El alcohol y el cigarro irritan las heridas, por esto es necesario prescindir de ellos durante la convalecencia.
  • La natación y las duchas largas deben evitarse. 
  • Después de comer, seca con papel la zona circundante a la perforación, evitando su humedad permanente y la propensión a ser hogar de bacterias.

Los piercings en los labios son apropiados para mujeres y hombres, pudiendo resaltar con ellos tu personalidad y características únicas, para ese propósito existen diversos tipos y diseños, todos adaptables a tus gustos.

Aunque son de los piercings menos dolorosos, un mal ajuste o descuido en la etapa  de curación o posterior a ella, puede dar lugar a una infección muy dolorosa.

Sin embargo, si sigues todos los cuidados meticulosamente podrás obtener un accesorio perfecto para tu estilo de vida. Para finalizar, te daremos una serie de preguntas y respuestas frecuentes.

Preguntas y respuestas frecuentes

  1. ¿Te dejan cicatrices los piercings?

Sí lo hacen. Aunque es posible borrarlas con procedimientos estéticos.

  1. ¿Las cicatrices permanecen visibles?

Depende de tu tipo de piel, pueden permanecer visibles o desaparecer. En caso de mantenerse, no serán más que un pequeño punto.

  1. ¿Las perforaciones en los labios te hacen difícil comer?

Solo durante la convalecencia, debido a que tus labios estarán hinchados y sensibles; comer líquidos y alimentos suaves será la mejor opción, aunque si no sientes mayor inconveniente, podrías comer todo cuanto quieras.

  1. ¿Pueden dañar los dientes y encías?

Sí, si está mal ajustada o tienes la costumbre de jugar con la bisutería, puesto que podrías morderla o rozaría frecuentemente las encías, generando llagas. De otro modo, son inofensivas para la salud bucal.

  1. ¿Afectan la forma de besar y el sexo oral?

Como en las respuestas anteriores, la mayor dificultad está en el proceso de curación del piercing. En esta ocasión lo mejor será abstenerse hasta asegurarse de tener completamente cerrada la herida. Después de eso, una buena rutina es enjuagarse la boca posteriormente a estas actividades para eliminar cualquier rastro de fluidos corporales. 

  1. ¿Es posible esconder mis perforaciones?

Es imposible porque están en un área bastante visible. Podrías sacártelos si es obligatorio para ir a trabajar, por ejemplo, pero no durante el proceso de curación porque te arriesgarías a infecciones. Tal vez la solución sería usar algo menos llamativo para la oficina.

  1. ¿Por qué al principio los postes de la joyería son tan largos?

Para evitar los roces con tus labios hinchados, las consecuentes heridas y el dolor.

de piercing en el labio

shutterstock.com/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. ¿Cómo hacer pulseras de hilo, cuero y macramé?
  2. Top 16. Diferentes tipos de piercings en la oreja: posiciones, cuidado y consejos
  3. Cómo es el estilo pin-up
Artículo siguiente